Cómo afectará la transformación digital al lugar de trabajo en 2020

Es posible que nuestra oficina de hoy no se parezca en nada a nuestro lugar de trabajo en 2020. Esto es debido a la transformación digital que se está produciendo en estos momentos y a la digitalización de las empresas, que cada vez tienden a virtualizar más sus oficinas.

Trabajo menos centralizado, totalmente móvil y con flexibilidad horaria

Trabajar desde casa a través del teletrabajo es una meta que gracias a las nuevas tendencias en ultramovilidad está más cerca que nunca. Serán muchos, serán muchos los colectivos que van a implementar este tipo de soluciones, siempre y cuando la cultura empresarial y las políticas de recursos humanos acompañen a esta nueva forma de trabajar.

Trabajar con más autonomía y tecnología

La concepción del trabajo para las futuras generaciones no es la que se tiene en la actualidad y mucho menos la de hace 10 o 20 años, en las que prácticamente era un sueño poder realizar un trabajo de forma remota. Sin embargo, los nuevos profesionales van a requerir mayor autonomía en su desempeño y las aplicaciones móviles y los equipos que no necesitan una conexión física les reportarán una gran flexibilidad. La mejora más significativa tiene que ver con el aspecto humano del cambio.

El distanciamiento de la oficina no significa menor productividad, más bien al contrario, porque podremos sentirnos más plenos en nuestro día a día que teniendo un trabajo con un horario cerrado y unas tareas perfectamente distribuidas a lo largo de nuestra jornada. La conjugación de responsabilidad y organización son claves.

Retos para los recursos humanos

En primer lugar, las empresas cambiarán el enfoque, buscando profesionales que estén orientados al trabajo remoto, que tengan capacidad de aprendizaje y, aún así, que sean conscientes del hándicap que supone no ver físicamente a los compañeros. Por otro lado, los espacios físicos de las oficinas seguirán existiendo, pero se transformarán en sitios menos orientados a la productividad y más a la sensación de bienestar, para conseguir que el talento se quede dentro de la empresa. Así mismo, ya se están incorporando a las empresas elementos no humanos para el procesamiento de las tareas como los chatbots, que realizarán actividades básicas de asignación como la distribución de llamadas o la organización de agendas.

La transformación digital y el control de datos y recursos

El puesto de trabajo va a sufrir drásticas modificaciones en pocos años, empezando por la vertiente humana y terminando por el aspecto tecnológico. Las nuevas organizaciones serán un desafío para los responsables de recursos humanos, así como

para aquellos que se dediquen a la protección de los datos personales, debido a la dispersión de los datos manejados. Ahora más que nunca se hacen necesarias herramientas de gestión de ciberseguridad y protección de datos.

Las empresas deben adaptarse a estos cambios para ser capaces de atraer el talento emergente de las nuevas generaciones, que precisamente demanda este tipo de lugar de trabajo para 2020.

Advancegroup lleva años proporcionando asesoramiento a empresas para afrontar esta transformación radical en la forma de entender el entorno laboral.

Para más información sobre como podemos ayudarte en éste proceso, visita la web de Advancegroup o llámanos al 902.301.100.

Compartir: Facebook, Twitter, LinkedIn