¿ERP en la nube o ERP tradicional?

erp en la nube frente a erp tradicional

Claramente, un ERP en la nube es la mejor solución para la gestión empresarial. Antes de entrar en los beneficios de este sistema en el cloud, expliquemos breve y sencillamente cómo se define cada opción. Un sistema de gestión ERP tradicional es un software que se complementa con un servidor físico que se encuentra en la propia empresa. En cambio, un ERP en la nube externaliza todas las infraestructuras, alojando el software en un servidor externo. Esta externalización nos permitirá acceder a nuestro ERP en el cualquier momento y desde cualquier lugar.

Ventajas de invertir en un ERP en la nube

Los beneficios de contar con un ERP en el cloud son diversos y transversales a nivel empresarial. Si lo comparamos con un ERP tradicional, es sin duda más beneficioso invertir en el servicio en la nube:

Reduce el riesgo de inversión. Apostando por un ERP en la nube no hay que invertir en infraestructuras físicas. Olvídate del hardware, bienvenido al cloud computing.

Actualizaciones del sistema. Ya no hay que temer a la obsolescencia porque se actualiza constantemente. Este punto incide en la inversión, porque evita inversiones futuras en nuevos sistemas y software.

Mantenimiento en la nube. No es necesario ocupar al equipo humano de TI en tareas de mantenimiento porque corresponde al proveedor del servicio.

Seguridad. Evita posibles daños físicos y catástrofes. Al ubicarse en un data center cuenta con todas las garantías de seguridad manteniendo toda la información de tus recursos empresariales a salvo.

Un ERP online práctico y eficaz para el día a día

Por tanto, se trata de una inversión más segura para la empresa, pero no solo eso. El sistema de planificación de recursos empresariales es igualmente más rentable, práctico y eficaz si está en la nube y no en un servidor físico en la empresa por muchos motivos:

Accesibilidad total. Un ERP a tu alcance cuando y donde quieras. Al no depender del servidor físico, el ERP se encuentra en cualquier lugar desde donde quieras trabajar, en cualquier momento y desde cualquier dispositivo. Esta gran ventaja también la incluyen los demás servicios de cloud computing como los escritores virtuales.

Pago por uso. Este punto es verdaderamente revolucionario. Aunque pudiera parecer evidente, no siempre se ha pagado por el consumo realizado, sino que se asumían sobrecostes o malgasto en muchos servicios. Con el ERP en la nube se trabaja con paquetes a medida, sabiendo que eres libre de sobrecostes en caso de dejar de utilizarlo.

Actualización a tiempo real. Anteriormente nos referíamos a la actualización del software y las licencias que generan un ahorro de inversión. Pero en el día a día también tenemos otro tipo de actualización: el de la información que subimos a nuestro ERP. Toda la información de la empresa actualizada a tiempo real para gestionarla cómo y cuándo quieras.

Coordinación interna. El sistema en la nube genera una importantísima economía del tiempo y esto se refleja en la coordinación interdepartamental: todos los departamentos están conectados al instante gracias a la actualización constante que hablábamos previamente.

Sencillo e intuitivo. De nada serviría tener una herramienta de gestión de recursos en cualquier lugar si la interfaz no fuera sencilla e intuitiva. Con la ERP en la nube el trabajador dispone de una herramienta sencilla, adaptada al usuario, con un entorno similar a cualquiera de escritorio, pero con los beneficios que ofrece la nube.

En resumen, el servicio en la nube incluye todo lo que disponía un ERP tradicional sumando otra serie de beneficios: se acabaron las inversiones en hardware o personal de mantenimiento; paga exclusivamente por lo que uses, sin sobrecostes; sin gastos de electricidad; ahorra en espacio físico; sin riesgos de caídas del servidor o catástrofes; sin temor a pérdidas de información. Y, por supuesto, utiliza tu ERP donde y cuando quieras.

Advancegroup es Gold Partner de SAP y Exact, que cuenta con una dilatada experiencia en la parametrización de ERP en la nube.

Compartir: Facebook, Twitter, LinkedIn